viernes, 16 de abril de 2010

Segundo dia: "La Guia del Silencio"

Hoy ha sido el segundo día de rodaje de “La Guía del Silencio” a manos del director Candido Pérez. El primero, en mi caso.

Aunque no se porque me pongo tan profesional, si todos somos ya como una gran familia. Y es que estoy derrotada, ¡que le voy ha hacer si soy una debilucha! Porque, que queréis que os diga, a mi esto de levantarme a las seis de la mañana para ir a clase, rendir, coger el tranvía para ir a La Laguna, que Bene no me vea (cuando estoy en medio de la parada y mi pelo es rojo), para después rodar, comer, volver a rodar…

¡Que emoción! Mi primer rodaje. Cuando mi curriculum artístico se limitaba a unas cuantas actuaciones teatrales, algunas clases de baile y patinaje y alguna canción mal tarareada en la ducha resulta que va un señor flaco y muy amable y decide meterme en medio de un largometraje. Si no estoy equivocada todos han hecho un corto como mínimo, ¿soy la única que no ha hecho nada mas? Cuando lo confirme os aviso. No, no se como moverme ante una cámara. Si, admito que temblé durante todas las secuencias.

Estoy echada en la cama, entre sonriendo (¡por fin hago un blog decente!) y luchando contra el sueño, que, ya veréis, se evaporara en cuanto me disponga a cerrar los ojos y a colocar la cabeza en la almohada. Porque el sueño últimamente, decide escapar de mi, será que me hago vieja.

Y entre risas, charlas y café concluyo el rodaje de hoy. Aun me quedan cuatro días, os iré comentando. Soy una chica demasiado soñadora. Espero que premien al guionista.

Saludos y besos.

PD: Mi ordenador continúa con hambre de tildes, siento las molestias.

2 comentarios:

hadanevada dijo...

jajajjajaja, vieja? tu? jajajja, bueno desde que te conocí, gracias a este rodaje maravilloso, que como dices somos como una gran familia, noté que eres un alma vieja, pero de ahí, a que digas tan joven, que ya estas vieja, entonces yo estaría desahuciada,...yo tengo algo de experiencia, pero tampoco tanta, tu a mi edad, quizá ya tengas la que yo quisiera...
peo es cierto que esto es un aprendizaje continuo y en esa estamos, me alegro de conocerte wapa.

E.L.A. dijo...

Bueno, un alma vieja... Quien sabe jejeje Aunque si que las experiencias te envejecen...Aun me queda tanto por vivir! Risas y lagrimas, ademas de ser un libro tb formara parte de mi vida.

A ti tb te queda mucho por vivir, espero que tus experiencias (aunq no siempre sean buenas) sean gratificantes y te hagan crecer, porque lo mereces.

un besazo